Calefacción estacionaria para furgoneta camper, todo lo que debes saber

Escaparte con tu furgoneta camper no tiene por qué ser una opción exclusiva para cuando haga buen tiempo. Por suerte para todos los amantes de esta filosofía de vida, existen soluciones, como son las calefacciones estacionarias, que te permiten crear siempre un ambiente adecuado para el interior de tu vehículo.

Una calefacción estacionaria te da la libertad de tener tu camper preparada los 365 días del año. ¿Te parece poco? Si hemos despertado tu interés en contar con una, en este artículo te dejamos desde Certifix toda la información que debes saber para ello y que esta, además, sea homologable.

¿Qué es la calefacción estacionaria?

Se trata de un sistema de climatización que funciona de manera independiente de la furgoneta camper. La calefacción estacionaria hace uso de gasoil para funcionar y así poder calentar la estancia mientras esta se encuentra estacionada y detenida.

Su funcionamiento es muy simple, habiendo 2 opciones. La primera de ellas es que el gasoil del depósito de la furgoneta combustione en la cámara reservada para ello, calentando el aire, que es llevado a su interior. A la vez, los gases que surgen como resultado de la combustión son emitidos al exterior.

También es posible conectar una toma a una garrafa desmontable con combustible, de las que puedes adquirir en la gasolinera. Esto último no se consideraría reforma del vehículo, por lo que no habría que homologarla, ya que es desmontable.

Por tanto, una calefacción estacionaria es un elemento clave si queremos viajar y escaparnos con nuestra camper en invierno o a destinos fríos donde necesitaremos que nos aporte calor para sentirnos como en nuestro propio hogar.

Calefacciones estacionarias según el tamaño de tu furgoneta

Según el tamaño de nuestra furgoneta camper, necesitaremos una calefacción estacionaria de mayor o menor potencia para que sea capaz de climatizar todo su espacio interior.

Para furgonetas pequeñas y medianas

En el caso de las camper pequeñas (Citroën Berlingo, Fiat Dobló, Ford Transit, Volkswagen Caddy…) y medianas (Mercedes Vito, Volkswagen California, Renault Trafic, Opel Vivaro…), esta potencia debería rondar los 2 Kw, aproximadamente.

Para furgonetas grandes

Para las furgonetas camper de mayor tamaño, como es el caso de las autocaravanas y todas aquellas que sean L2H2, es aconsejable que la potencia de la calefacción estacionaria sea de unos 3.5 Kw de potencia para calentarla por completo.

Consumo de una calefacción estacionaria

La cantidad de gasoil que consume una calefacción estacionaria va a depender mucho de factores como su potencia, la propia marca del dispositivo, las condiciones ambientales o el grado de aislamiento térmico que tenga tu furgoneta. 

En líneas generales, podemos asegurarte que el consumo de una calefacción estacionaria es más bien bajo, independientemente de todo esto, ya que son sistemas de una gran eficiencia.

Por ejemplo, podemos echar un vistazo a una de las marcas de más prestigio, como es Webasto. Su modelo Air Top 2000 STC, de 2 Kw de potencia, tiene un consumo medio de entre 0.10 y 0.21 litros a la hora.

Por su parte, el modelo Air Top 3900 EVO, de 3.9 Kw, consume entre 0.18 y 0.47 litros por hora.

Si optas por una opción más económica, están las calefacciones estacionarias chinas. Estas tienen un funcionamiento y consumo que imita a otras marcas de mayor gama. Sin embargo, su homologación es más compleja.

¿Qué tengo que saber a la hora de comprar una calefacción estacionaria?

Además de su potencia, su consumo y su precio, existen otros factores que te van a resultar muy importantes a la hora de decidirte por un modelo concreto de calefacción estacionaria.

Uno de ellos son las funcionalidades añadidas que harán que tu experiencia sea la mejor posible. Aquí entran en escena opciones como

  • Poder programar el encendido y apagado del sistema.
  • Que disponga de un medidor de dióxido de carbono para seguridad de todos.
  • El indicador de temperatura.
  • Programador de combustión.
  • Muchas otras que pueden marcar la diferencia.

Reglamentos y colocación de calefacciones estacionarias

Las calefacciones estacionarias vienen reguladas por el Reglamento 10R y el Reglamento 122R. El Reglamento 10R es el de compatibilidad electromagnética y el 122R el europeo de calefacciones en vehículos. Por tanto, debes asegurarte de que estos aparezcan en las placas de dichas calefacciones. 

En lo que respecta a su colocación, como es lógico, las calefacciones estacionarias deben estar conectadas obligatoriamente al depósito de gasoil, otro depósito homologado o a una garrafa desmontable de combustible de la furgoneta camper, así como también a una toma de corriente de 12 voltios para que funcione su difusor interior.

Es importante que la calefacción no esté en contacto directo, o a menos de 4 cm, de una superficie de material inflamable.

Lo más habitual es ver las calefacciones estacionarias ubicadas debajo de los asientos o en un baúl trasero.

¿Cómo homologar mi calefacción estacionaria?

Para homologar la calefacción estacionaria de tu furgoneta camper, vas a necesitar la siguiente documentación:

Con todo ello en tus manos, estarás perfectamente preparado para pasar la ITV de tu camper y disfrutar de ella y de los grandes momentos que te va a traer, con total independencia del clima y de la época del año que sea.

Con Certifix lo tienes más al alcance de tu mano que nunca. Compruébalo por tu propia cuenta y contacta cuando desees con nuestro equipo sin ningún tipo de compromiso. Trataremos tu caso particular y despejaremos todas las dudas que te surjan.

Deja un comentario