Homologar un vehículo para PMR

Disfrutar de la conducción es algo que debe estar abierto al mayor número de personas posible, lo que incluye a aquellas que tienen movilidad reducida o PMR. Evidentemente, esto requerirá que al vehículo haya que hacerle algunos cambios y adaptaciones. Y, por supuesto, estos deben ser debidamente homologados. Te contamos cómo hay que hacerlo.

¿Qué es PMR?

PMR son las siglas para Persona con Movilidad Reducida. En el caso de la conducción de vehículos, podemos encontrarnos ante dos situaciones:

  • Que la persona con movilidad reducida sea quien conduce el coche. Aquí, su coche deberá contar con las adaptaciones oportunas para la discapacidad del conductor. Un conductor que dispone de un permiso de conducir extraordinario.
  • Que la PMR no conduzca, pero que sí necesite alguna adaptación en su vehículo. Por ejemplo, para subir y bajar del mismo con facilidad.

Existen diferentes modos de evaluar los niveles de discapacidad para la conducción, de esta forma, se pueden determinar las reformas de vehículos necesarias con el foco siempre puesto en la mayor seguridad para el propio conductor y para los pasajeros.

¿Cómo adaptar mi coche para PMR?

La adaptación de los coches para PMR puede hacerse desde la propia fábrica; o bien, a partir de un vehículo de serie, hacer las correspondientes reformas por parte de un taller, con su debida homologación y aprobación posterior en la estación de ITV.

El tipo de reforma a realizar dependerá del tipo de discapacidad. Entre las más comunes, tenemos:

  • Cambios en la estructura y carrocería del vehículo.
  • Mandos en el volante que sustituyen a los pedales, de manera que acelerador, embrague y freno se controlen manualmente.
  • Facilidades para entrar y salir del coche. Aquí existen opciones como asientos giratorios, puertas correderas o rampas para sillas de ruedas, entre otras.
  • Complementos, como bases para los pedales para personas de baja estatura, el cambio de lado de las palancas de los limpiaparabrisas y las luces o espejos retrovisores especiales para personas con problemas de visión.

Requisitos para adaptar mi vehículo para PMR

Antes que nada, hay que conocer discapacidades para las hay obligación de adaptar el vehículo para PMR.

Estas vienen recogidas en el Real Decreto 818/2009, de 8 de mayo, por el que se aprueba el Reglamento General de Conductores. Concretamente, en su anexo IV (Aptitudes psicofísicas requeridas para obtener o prorrogar la vigencia del permiso o de la licencia de conducción).

Ahí también aparecen las restricciones que conciernen a estos conductores a la hora de hacerse con su permiso.

Si ahora atendemos al Manual de Reformas de Vehículos, encontramos que los requisitos de homologación de aquellos para PMR.

En él, se diferencia claramente entre las adaptaciones de un vehículo para transportar una persona en silla de ruedas y aquellas para facilitar el acceso o la conducción a personas con movilidad reducida.

Adaptación para transportar a una persona en silla de ruedas

homologar vehiculos pmr certifix

Aquí se deben instalar fijaciones para la silla de ruedas y un cinturón de seguridad para su ocupante.

Esta adaptación sólo es posible mediante un kit previamente homologado para el vehículo. Este kit constituye un conjunto funcional, es decir un conjunto de elementos aprobados por el Ministerio de Industria para su instalación en un modelo de vehículo concreto.

La adaptación del vehículo para llevar una persona en silla de ruedas sólo se puede realizar en vehículos de categoría M1.

Adaptación para la conducción o acceso a una PMR

Los requisitos varían según el código de reforma implicado. En algunos casos puede ser necesario un proyecto técnico o, incluso, que el elemento se encuentre incluído en un conjunto funcional.

Cuando se instalan elementos que adaptan los mandos al volante, como un freno o acelerador de mano, es posible que se reduzca la seguridad que ofrece el vehículo en caso de accidente.

Por ello, el Manual de Reformas permite tramitar igualmente la modificación aportando una declaración firmada donde el conductor indica que es consciente de esta posible reducción de seguridad y está conforme con ella.

En estos casos se anota en la ficha técnica del vehículo “Vehículo adaptado para la conducción de PMR”.

¿Cómo homologar un vehículo adaptado para PMR con Certifix?

En el caso de las reformas para vehículos PMR, estas se consideran de importancia, por lo que deberán homologarse. En este caso, vamos a necesitar:

  • Certificado del fabricante del vehículo que afirme que las reformas pueden realizarse.
  • Certificado del taller que describa la reforma realizada.
  • Certificado de conformidad emitido por un laboratorio de homologación, como es el caso de Certifix.
  • Certificado médico oficial o permiso de conducir que recojan las limitaciones del conductor.

Como ves, tener una discapacidad no tiene por qué retirarte del volante. Con las adaptaciones adecuadas y homologadas, vas a poder continuar con tu pasión por las 4 ruedas, así como ayudarte a desplazarte en tu día a día, para trabajar, visitar a tus seres queridos o hacer recados, por ejemplo.

Hazlo posible con la ayuda de Certifix. Contacta con nosotros y te daremos más detalles del proceso y de los precios a seguir para conseguir tu informe de conformidad en tiempo récord. ¡Te esperamos!

Deja un comentario