Homologar luces de un vehículo, ¿qué puedo legalizar?

La iluminación externa de tu vehículo es uno de los factores que más influyen en la comodidad de tu conducción y en tu seguridad al volante y la de quienes te acompañan.

Así que debes preocuparte por contar con la mejor opción posible según tus preferencias. Pero, aún más importante, el sistema de alumbrado por el que te decidas debe tener la homologación correspondiente, y aquí te decimos cómo conseguirla.

Tipos de sistema de alumbrado exterior de un vehículo

Son varias las formas de clasificar el sistema de alumbrado exterior de un vehículo. Una de las más habituales es por los tipos de tecnología de iluminación existentes, destacando estas 3:

  • Halógenas: las más clásicas y económicas, la de los coches “de toda la vida”. También son las que duran menos y tienen un alcance más reducido. Funcionan mediante un filamento que se calienta, al igual que las bombillas incandescentes de casa, con la diferencia de que en el faro hay un gas que hace que la luminosidad aumente.
  • De xenón: tres veces más luminosas y con el triple de vida útil que las halógenas. Eso sí, más caras que estas últimas. El gas xenón se calienta y genera luz por la acción de dos electrodos.
  • Luces LED: sinónimo de más alcance, vida media (puede que para siempre), bajo consumo y nitidez gracias a los diodos con los que funciona.

¿Qué tipos de luces existen para un vehículo?

Las luces exteriores con las que debe contar un coche legalmente, sí o sí, son estas:

  • Luces de cruce o luces cortas.
  • Luces de carretera o luces largas.
  • Luz de marcha atrás.
  • Indicadores de dirección o intermitentes.
  • Luz de freno.
  • Luces para iluminar la matrícula.
  • Luces de posición delanteras y traseras.
  • Luces antiniebla trasera.

Por otra parte, hay tipos de luces que, sin ser obligatorias, se encuentran en muchos vehículos:

  • Luces antiniebla delanteras.
  • Las luces diurnas, obligatorias en coches nuevos.
  • Luces de gálibo para vehículos con una anchura mayor de 2.1 metros.
  • Luces de posición lateral para vehículos de más de 6 metros de longitud.

¿Cuáles son los requisitos para la instalación de las luces en mi coche?

Para las luces diurnas

  • Presentar el distintivo de homologación de la Unión Europea.
  • Una distancia mínima entre luces de 600 mm o de 400 mm en el caso de que el ancho sea menor de 1.300 mm).
  • Se encenderán automáticamente al arrancar.
  • Deben apagarse cuando se enciendan las luces de posición.
  • Pueden actuar como luces de posición si están a 400 mm de la anchura máxima y si bajan su intensidad en ese momento
  • La altura mínima al suelo será de 250 mm.
  • La altura máxima al suelo no superará los 1.500 mm.

Las luces antinieblas delanteras

  • Presentar el distintivo de homologación de la Unión Europea.
  • No pueden estar a más de 400 mm del extremo de la anchura máxima.
  • La altura mínima al suelo será de 250 mm.
  • La altura máxima al suelo no superará los 800 mm.
  • Deben encenderse y apagarse de forma independiente del resto de luces.

¿Y para las luces de carretera?

  • Presentar el distintivo de homologación de la Unión Europea.
  • Se pueden instalar 2 o 4 faros, 6 en el caso de los vehículos de categoría N3.
  • La intensidad máxima de todas las luces encendidas no puede ser mayor de los 100 puntos de luz o 300.000 candelas.

Problemas que pueden surgir a la hora de homologar mis luces

legalizar y homologar las luces de un vehículo certifix

Como ves, instalar adecuadamente las luces en tu vehículo es un proceso relativamente complejo por la cantidad de requisitos a cumplir. Esto hace que sean muchos los conductores que se encuentren con dificultades para hacerlo correctamente por sí solos. Aquí resumimos con las que más solemos encontrarnos.

Legalizar luces diurnas

Uno de los problemas más comunes con los que nos encontramos es que la separación entre los faros no sea la marcada por ley.

Otro muy frecuente tiene lugar en el caso de que las luces diurnas también ejerzan la función de las de posición, ya que en ocasiones se presentan coches con faros diurnos más las luces de posición que llevan de serie. ¡Recuerda que no puedes tener más de dos luces de posición!

Legalizar luces antiniebla

Para las antiniebla, puede ser que, al modificar la suspensión del coche y, por tanto, cambiar su altura, las luces estén a menos distancia del suelo del mínimo exigido por la reglamentación.

No hay que olvidar que se debe instalar un mando de accionamiento con pictograma y testigo de funcionamiento.

Tampoco hay que perder de vista la anchura, ya que no debes dejar al margen que estas luces deben estar, como mínimo a 400 mm del extremo más ancho del coche.

Legalizar luces de carretera

Aquí tienes que tener especial cuidado de que el conjunto de faros no supere los 100 puntos de luz o 300.000 candelas estipulados por ley. Por supuesto, el coche no podrá presentar más de 4 puntos de luz.

Un problema común a estos 3 tipos de iluminación exterior es no presentar la debida homologación europea, algo que debes solventar cuanto antes.

Cuando no se instalan conectadas a mandos originales, es necesario un mando con pictograma y todas las luces de carretera se deben apagar a la vez, aunque se puedan encender por pares.

¿Cómo homologar las luces de mi vehículo con Certifix?

Para que las luces nuevas de tu vehículo puedan pasar la ITV sin problema según lo marcado por el Manual de Reformas de Vehículos, tendrás que presentar el correspondiente certificado de taller y el certificado de conformidad. Por lo general, en estos casos no se requiere un proyecto técnico.

Desde Certifix, como laboratorio de homologación de vehículos acreditado, te podemos emitir el certificado de conformidad, lo antes posible y al precio más competitivo. ¿Te animas a conocer todo lo que te podemos ofrecer al respecto? Cuéntanos tu proyecto y entremos en materia.

Deja un comentario