¿Cómo pasar un vehículo a histórico? Requisitos y preguntas frecuentes

Si has llegado hasta aquí es porque tienes un vehículo antiguo que quieres pasar a histórico o porque te interesa este por alguna otra razón. Sea como sea, vamos a intentar aclarar cómo pasar un vehículo a histórico: requisitos, proceso, documentación necesaria, coste…

Requisitos de un vehículo histórico

Lo primero que debemos hacer es definir qué es un vehículo histórico. Se trata de aquellos vehículos que se considera que tienen un carácter especial debido a su antigüedad, su singularidad o su interés.

Los vehículos históricos obtienen esa consideración con el objetivo de preservar su carácter representativo y simbólico y resguardar nuestro patrimonio cultural. Para que un vehículo sea considerado histórico debe cumplir alguno de estos requisitos o criterios:

  • Antigüedad: pueden considerarse históricos aquellos vehículos con más desde 30 años desde su primera matriculación o fabricación. Para ello, debe encontrarse en su estado original, es decir, que no haya sufrido reformas o cambios en sus componentes principales como el motor, los frenos, la carrocería, la dirección o la suspensión. Existe alguna excepción en el caso de modificaciones que en su día fuesen comunes en ese tipo de vehículos y no alteraran su apariencia clásica.
  • Ser de colección: se trata de aquellos vehículos que por su singularidad o escasez, merecen la denominación de históricos.
  • Interés cultural: son aquellos vehículos que cumplen alguna de estas condiciones, estar inscritos en el Inventario General de Bienes Muebles del Patrimonio Histórico Español, que hayan sido declarados como bien de interés cultural, que hayan participado en algún hecho histórico o pertenecieran a una personalidad relevante.

Preguntas frecuentes sobre vehículos históricos

Ya hemos visto los requisitos para pasar un vehículo histórico y, ahora, vamos a ver cómo es el proceso para conseguir la matriculación del vehículo como histórico y las preguntas más habituales que suelen surgir.

¿Qué pasos debo seguir?

Podemos establecer un proceso de 3 pasos para homologar y matricular un vehículo como histórico:

  1. La Comunidad Autónoma en la que residas debe catalogar tu vehículo como histórico. Para ello, un Laboratorio de Homologaciones, acreditado por el organismo competente de dicha Comunidad, debe inspeccionar tu vehículo y toda la documentación necesaria y emitir el certificado correspondiente.
  2. Acudir a una Inspección Técnica de Vehículos (ITV) para que realicen una inspección técnica. Debes indicar que quieres una inspección para lograr la matriculación de un vehículo histórico.
  3. Si todo está correcto técnicamente, la estación emite la tarjeta ITV. En ella figurará la fecha de fabricación (si es conocida) o de la primera matriculación y las condiciones técnicas exentas y limitaciones a la circulación indicadas en la normativa de vehículos históricos.

¿Qué documentación necesito entregar?

Para completar la inscripción como vehículo histórico necesitarás entregar en la DGT la siguiente documentación:

  • Solicitud de impreso oficial (puedes descargar aquí)
  • Justificante del pago de la tasa de matriculación
  • Tarjeta de Inspección Técnica
  • Justificante del pago o la exención de impuestos (circulación, transmisiones patrimoniales, transportes especiales si corresponde…)
  • Fotografías del vehículo a color. 4 fotos: parte delantera, trasera y ambos laterales
  • Permiso de circulación

Si el vehículo es importado, será necesario adjuntar la documentación del país de origen. Y si es de fuera de la Unión Europea, habrá que aportar el DUA (Documento Único Aduanero). Por otro lado, si se trata de vehículos especiales de carga, será necesario presentar el Certificado de Transportes.

¿Cuánto cuesta pasar tu vehículo a histórico?

Según la información de la propia DGT, actualmente en 2022, la matriculación de cualquier vehículo (excepto ciclomotores) conlleva adquirir una tasa de 99,77€. Mientras que si es ciclomotor, la tasa es de 27,85€. A este coste, hay que sumarle el de la certificación por parte del laboratorio de homologaciones.

¿Qué ventajas o exenciones tiene un vehículo histórico?

Son varias las ventajas que tiene un vehículo histórico, con respecto al resto de vehículos. Por un lado, la periodicidad de las ITV es mayor y no debe pasarse de forma anual. Si el vehículo tiene menos de 40 años podrá pasarla cada 2 años; si es tiene entre 40 y 45 años de antigüedad tendrá que acudir a la inspección técnica cada 3 años; y si es más antiguo de 45 años, la revisión es cada 4 años.

Por otro lado, están exentos en el pago del impuesto de circulación y tienen descuentos en los seguros de coche. Además, a día de hoy es posible entrar en zonas de bajas emisiones con vehículos clásicos.

Eso sí, conlleva también algún inconveniente, como la prohibición de su utilización para fines comerciales o laborales. También es importante saber que el coche deja de ser propiedad única, por ello, el Estado debe darte permiso si quieres exportarlo, al considerarse patrimonio español. Aparte, el Estado podría requisarlo para exposiciones, por ejemplo.

Recuerda, que si tienes alguna duda sobre coches históricos, vehículos importadoscamperizaciones o cualquier tipo de reforma en tu vehículo, puedes consultar gratuitamente con Certifix. Puedes escribirnos un email a [email protected], llamarnos al 886 138 452 o preguntar en el chat de nuestra web.

Deja un comentario