logo

¿Qué reformas necesitas homologar para tu coche tuning?

03 Dec, 2021
/

Hace décadas que el tuning llegó a España para quedarse y pasar a ser un modo de vida incluso para muchas personas. Aunque en realidad tunear un coche es un término muy genérico que ya abarca cualquier reforma de vehículos, desde modificar una suspensión a ponerle un alerón llamativo. Lo que muchos no saben es que esas reformas de tuning necesitan homologaciones en la mayor parte de los casos.


Criterios para las homologaciones tuning


Los criterios establecidos para considerar cuándo una reforma debe ser homologada y cuando no es necesario, vienen recogidos en el Real Decreto DC866/2010, del 2 de julio. Un RD realizado para unificar los criterios entre la legislación española y la europea.

En el anexo del mismo, se incluye el Manual de Reformas de Vehículos, del que justamente os hablamos hace unos días. Este documento define las reformas que son tipificadas como tal, además de su codificación y la documentación necesaria para su certificación.

Este manual es necesario porque hay ciertos cambios en los vehículos que requieren su homologación por un órgano competente, en este caso un servicio técnico de reformas o un laboratorio de homologaciones de vehículos, que deben emitir el correspondiente Informe de Conformidad, del que también os hablamos hace algunas semanas en este post. Este informe es necesario para que el vehículo pueda pasar una Inspección Técnica de Vehículos (ITV) y circular legalmente en todo el territorio español.


¿Qué cambios pueden realizarse sin homologación?


En general, se considera reforma de vehículo cualquier modificación realizada en el mismo una vez se ha matriculado. Pero existen ciertos cambios que no se consideran de importancia y no adquieren ese “título” de reforma, porque no suponen una alteración de las dimensiones del vehículo, porque se han cambiado piezas por recambios equivalentes y/o homologados por el fabricante del vehículo dentro de la homologación del tipo del mismo (vienen como opcionales en la ficha técnica o están recogidos en la ficha reducida de éste) o porque se han instalado elementos fácilmente desmontables sin herramientas. 

Ejemplos claros de reformas tuning que no tienen que homologarse son la instalación de equipos de música, cambios de neumáticos por unos equivalentes, pintar la carrocería o las llantas, tapizar los asientos, sustitución del volante por otro que varíe su tamaño en menos de un 10% (si el original tiene airbag, el nuevo debe tenerlo), sustituir el silencioso del escape por uno homologado sin modificar el número ni el lado de salidas, “strap” de tela, etc.

Tampoco se consideran reformas aquellas recogidas en el código 8.52. Se trata de modificaciones de elementos en el exterior del vehículo como deflectores de aire en las ventanillas, faldillas de rueda en vehículos M1 y embellecedores para el tubo de escape


¿Qué reformas hay que homologar en coches tuning? 


Como acabamos de comentar, las homologaciones tuning son necesarias siempre que se modifique las dimensiones exteriores del vehículo, por ejemplo la instalación de un alerón, la modificación de la suspensión (con o sin cambio de altura) o el aumento del ancho de vías. También debe la instalación o modificación de cualquier elemento que afecte a la identificación del vehículo, a su unidad motriz, su transmisión, suspensión, dirección, ejes, frenos o al alumbrado y señalización.

Por último, requiere homologación el cambio de neumáticos o los amortiguadores por unos no equivalentes, modificar la centralita para aumentar la potencia del motor, instalación de separadores, difusores, paragolpes (sin aristas cortantes para cumplir con la normativa de salientes exteriores y si el vehículo es de antes del 2012, si no se vuelve más complicado por la normativa de protección de peatones), modificar el sistema de escape, etc.

Si no estás seguro si las variaciones o el tuneado de tu coche requieren homologación, puedes consultarnos sin compromiso. Lo ideal es que nos envíes un email a [email protected] con los datos de tu vehículo, la ficha técnica y tu pregunta, para poder responderte de la mejor forma posible. Pero también puedes llamarnos al 886 138 452 o escribirnos un mensaje directo en Instagram. Por supuesto, todo ello sin ningún compromiso.